Blog | No abandones tus propósitos de año nuevo
454
post-template-default,single,single-post,postid-454,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

No abandones tus propósitos de año nuevo

“No es la magnitud del cambio lo que importa, sino más bien el acto de reconocer que el cambio en el estilo de vida es importante y debes trabajar hacia él, un paso a la vez”. Psicóloga Lynn Bufka

Cada que comenzamos un año, nuestra lista de propósitos crece… El gimnasio se llena de personas que se han propuesto tener una vida más sana, bajar de peso o verse mejor; pero que, posiblemente, al finalizar febrero, estos entusiastas cancelen sus membresías.

Con esto, parece más bien un chiste pensar en los propósitos de año nuevo, porque muchos ya sabemos que en vísperas de estrenar otro año, nos propondremos exactamente los mismos objetivos. ¡Ahora sí voy a bajar de peso! ¡Este es mi año! ¡El año que viene si voy a lograr todo! Son las frases que nos repetimos una y otra vez, y el ciclo vuelve a empezar. Entonces ¿estoy perdido? ¿qué puedo hacer?

Primero, debemos entender la importante relación mente- cuerpo. La mayoría de las veces que hablamos de “propósitos de año nuevo”, hablamos de hábitos. Para crear hábitos es necesaria la repetición constante de ciertas rutinasmantenidas en el tiempo. El problema es que el esfuerzo mental para crear rutinas produce agotamiento. Cuando tu energía mental está agotada, tu autocontrol o fuerza de voluntad también disminuye y ocasiona que tomemos decisiones menos acertadas y volvamos a la zona de confort.

Para que no abandones tus propósitos de nuevo año, considera estas recomendaciones que te pueden ayudar a tomar decisiones para hacer cambios importantes en tus hábitos:

MENOS ES MÁS. Cuando hablamos de metas es mejor abarcar menos pero alcanzarlas. Así irás persuadiéndote de que sí puedes y lograrás más experiencias positivas que negativas, que estarán creando un camino de posibilidades y satisfacción.

PONLOS POR ESCRITO. “Más vale pálida tinta que brillante memoria”, conocido refrán que pocos ponemos en práctica. Al escribir participan diferentes funciones cognitivas que nos permiten integrar la información, mantener la atención y comprender para crear consciencia. Mantén tus propósitos en un lugar visible, o incluso en tu dispositivo electrónico, para que puedas recordarlos siempre que lo necesites.

PROPONTE OBJETIVOS CONCRETOS. No es lo mismo proponerse “bajar de peso” que “ir al gimnasio 3 veces a la semana”. Si te propones metas muy ambiciosas, divídelas en metas pequeñas que sabes que puedes cumplir. Es mejor empezar con pequeños cambios que querer transformarnos drásticamente de un día a otro. Inicia con los objetivos más fáciles.

FÍJATE UN PLAZO. Mantén realistas las expectativas de lo que quieras alcanzar y cuándo lo quieres alcanzar. Por ejemplo, si tu objetivo es “leer más”, probablemente leer 10 libros en un mes no te será posible y acabes rindiéndote, en cambio, puedes intentar leer un libro corto cada mes.

NO LO HAGAS SÓLO. ¡Todos para uno, y uno para todos! Encontrar gente que tenga objetivos en común, te ayudará a que lograr tus metas sea menos abrumador. Busca ayuda cuando lo necesites, hablar de tus luchas y encontrar apoyo te facilitará el proceso.

DATE UN RESPIRO. Equivocarte y tener errores es parte del proceso, no renuncies a tus metas. Si al primer intento las cosas no salen como lo tenías planeado, date un respiro, reponte y vuelve a intentarlo.

Que estos consejos te sean de utilidad para cumplir tus propósitos este 2019.

Consejos brindados por Cindy Álvarez, egresada de nuestra carrera de Psicología Clínica y asesora psicológica de nuestra universidad.