Blog | La sonrisa… un idioma universal
463
post-template-default,single,single-post,postid-463,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

La sonrisa… un idioma universal

Dicen que una sonrisa lo cura todo… ¿Tú lo crees? La verdad es que la sonrisa es contagiosa, puede cambiar el ánimo de las personas, expresar alegría, satisfacción y crear un ambiente positivo… Pero, ¿y si nuestra sonrisa está dañada por algún problema de salud bucodental? El mal aliento, las caries, las fracturas dentales, entre otras, reflejan el grado de salud dental, lo cual puede dañar el aspecto y, además, estar relacionado a enfermedades que afectan a todo el cuerpo. Las más comunes enfermedades bucales son la caries y la enfermedad periodontal, y están asociadas a la acumulación de placa bacteriana.

La enfermedad periodontal

Se caracteriza por la inflamación y/o destrucción de los tejidos de soporte del diente, sus formas más comunes son la gingivitis y la periodontitis. ¿Cuáles son los signos y síntomas?

1 Encías inflamadas o hinchadas.
2 Encías de color rojo brillante, violáceas o purpúreas
3 Encías sensibles al tacto.
4 Encías que sangran fácilmente.
5 Encías que se retraen de los dientes (se reabsorben), haciendo que los dientes se vean más largos de lo normal.
6 Se crean nuevos espacios entre los dientes.
Pus entre los dientes y las encías.
8 Mal aliento.
9 Dientes flojos.
10 Dolor al masticar.
11 Cambio en la manera en que se unen los dientes al morder.

Caries dental

La caries es una enfermedad de los tejidos duros del diente y son varios los factores que participan: el microorganismo, el diente, la falta de higiene bucal y el tiempo. Es muy fácil detectar las señales para saber si tienes caries:

1 Dolor de dientes constante.
2 Mayor grado de sensibilidad en dientes, causado por el aire, alimentos fríos, calientes, ácidos o azucarados.
3 Orificios en los dientes afectados.
4 Cambio de color en los dientes.

¿Qué puedo hacer para mejorar mi salud oral?

Cuida tu alimentación diaria. Evita comidas y bebidas azucaradas, ya que alimentan las bacterias de tu boca.

Pon atención a tu higiene. Cepilla tus dientes después de cada comida por al menos 2 minutos en todas las áreas de la boca.

Limpia entre tus dientesEl área entre los dientes representa alrededor del 30% del total de la superficie dental, si la omites por olvido o falta de costumbre, aunque realices un buen cepillado dental diario, estarás dejando sin higiene un área importante. Para hacerlo, puedes usar seda o hilo dental.

Pon atención en tu cepillo dental. Cámbialo cuando tenga señales de desgaste, después de tener tres meses de uso y/o después de haber tenido gripa, ya que las cerdas del cepillo pueden alojar algunas bacterias.

Usa productos con flúor. Pero no abuses de él, porque puede manchar los dientes levemente. El flúor aumenta la resistencia del esmalte y es antibacteriano, por lo que te ayudará a eliminar las bacterias que producen sarro.

Sigue las recomendaciones de tu dentista para los controles periódicos. Pide una consulta lo antes posible si observas algún síntoma de caries o periodontitis; cuanto antes busques atención médica, más probabilidades tendrás de revertir el daño causado por estas enfermedades que, aunque son las más frecuentes en la cavidad oral, también se pueden prevenir con atención profesional oportuna.

Escrito por Jany Jiménez Del Valle, Médico Cirujano Dentista con especialidad en Ortodoncia y referente de investigación, y docente en la Escuela de Estomatología de nuestra Universidad de Montemorelos.