Blog | ¿Y si tú fueras uno de ellos?
755
post-template-default,single,single-post,postid-755,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

¿Y si tú fueras uno de ellos?

De los millones de jóvenes que no tienen oportunidades para estudiar o trabajar.

No tener oportunidades educativas o un empleo es una problemática que enfrentan 3.8 millones de jóvenes mexicanos, condición que los pone en riesgo para un futuro seguro, libre de adicciones o violencia. Conscientes de esto, la Organización de las Naciones Unidas, instituyó el 12 de agosto como el Día Mundial de la Juventud, para poder promover entre los organismos o gobiernos el papel de los jóvenes como socios esenciales en los procesos de cambio, y para generar un espacio que cree conciencia sobre los desafíos y problemas a los que estos se enfrentan.

Si eres un universitario o un joven profesional con empleo seguro, tienes que saber que formas parte del exclusivo 7% de la población que termina la educación superior en México, y por lo tanto, tal vez no puedas imaginar las problemáticas que 900 millones de niños y adolescentes, entre 6 y 14 años de edad en todo el mundo enfrenta; y es que ellos no saben leer o no tienen el conocimiento básico de matemáticas, aun asistiendo a la escuela; esto sin mencionar a los 400 millones de hombres y mujeres jóvenes que viven en entornos de conflicto armado o de violencia organizada, sufriendo privación, hostigamiento, acoso, y/u otras violaciones a sus derechos humanos.

¿Y qué puedo hacer yo? Por supuesto que no es tan fácil cambiar la situación, y que no tenemos el poder para ayudar a todos, sin embargo, si cada uno de nosotros aporta un grano de arena, la situación puede ir cambiando poco a poco. Algunas ideas son:

1. Promovamos la educación entre los niños y jóvenes que conocemos.

2. Ayudemos a niños y jóvenes que no comprenden claramente conceptos básicos de gramática o matemática.

3. Denunciemos abusos hacia los niños y jóvenes.

4. Mantegámonos informados sobre las noticias e iniciativas respecto a este tema.

5. Si está dentro de nuestras posibilidades, donemos una cantidad mensual para becas, aunque poca, entre muchos, podemos sumar esfuerzos y cambiar el futuro de algunos.

Conoce más sobre la juventud en el mundo y en México en Queremos Saber, nuestro magazine institucional de la Universidad de Montemorelos.