“Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.” Juan 16:33

En estas últimas semanas, hemos estado constantemente pensando en el nuevo Coronavirus y eso hace que vivamos preocupados, ya que esto ha sacudido fuerte y precupantemente. Este proceso cognitivo se llama catastroficación. Pero es posible salir adelante, así lo dice Juan 16:33. ¿Pero cómo hacerlo? A continuación te presento algunos consejos prácticos, ponlos en práctica y déjanos saber cómo te va con ellos.

1.Realiza una rutina.La estructuración de las actividades da sensación de control y eso promueve la confianza y autogestión. Además la regularidad en los hábitos mejora la salud.

“La regularidad en los hábitos mejora la salud — Nuestro Dios es un Dios de orden, y quiere que sus hijos estén dispuestos a organizarse y ponerse bajo su disciplina. ¿No sería mejor, por lo tanto, romper el hábito de hacer de la noche día, y noche las primeras horas de la mañana? Si los jóvenes quisieran formar hábitos de regularidad y orden, mejorarían su salud, su espíritu, su memoria y su disposición.” Elena G. White, Mente, carácter y personalidad, tomo 2, capítulo 64.

2.Experimenta emociones positivas a pesar de estar preocupados y con miedo.Promueve situaciones que generen alegría, gozo, serenidad. Ejemplo: juega con tu familia algo que a todos les guste, como: lanzar la pelota, juegos de mesa, escondidas, etc.

“No hay mejor medicina que tener pensamientos alegres. Cuando se pierde el ánimo, todo el cuerpo se enferma.” Proverbios 17:22 (Biblia traducción en lenguaje actual)

3.Promueve estados de Flow.Enfócate en pasatiempos que te gustan, que por la sobrecarga de actividades ya habías abandonado y que ahora puedes retomar. Si no es el caso, ahora es el tiempo de hacer eso que siempre quisiste y nunca pudiste, por ejemplo: pintar, leer, coser, trabajar madera, escribir poesías.

“Disfrutarás del fruto de tu trabajo, serás feliz y te irá bien en la vida.” Salmos 128:2 (Biblia traducción actual)

4.Mantén relaciones positivas.Si estás a la distancia de tus seres queridos, llámales por videollamada por lo menos dos veces al día. Date el tiempo de hacer actividades en pareja, o con tus hijos, o con tus hermanos, según sea tu caso. Por ejemplo: cocinen juntos, platiquen cómo se sienten todos, vean películas, lean un libro, estudien la Biblia, etc.

“Los hermanos sean unidos, porque esa es la ley primera, y si entre ellos se pelean, los devoran los de afuera” (José Hernández- Martín Fierro)

“¡No hay nada más bello ni más agradable que ver a los hermanos vivir juntos y en armonía!” Salmos 133:1 (Biblia traducción actual)

5.Avanza en alguna meta que hasta ahora habías postergado. Muchas veces dejamos lo importante para después, con tal de hacer lo urgente, pero ahora tienes tiempo de terminar tus pendientes. Por ejemplo: acaba un trabajo de investigación, haz un huerto en el patio, bordar, tejer, etc.

“Esforzaos empero vosotros, y no desfallezcan vuestras manos, que salario hay para vuestra obra.” 2 Crónicas 15:77 (Biblia Reina Valera antigua)

Debe trabajar el hombre, para ganarse su pan; pues la miseria, en su afán, de perseguir de mil modos, llama en la puerta de todos, y entra en la del haragán. José Hernández, Martín Fierro

6.Pasa bien el día haciendo algo agradable.Proponte metas pequeñas como: aprender una receta de cocina nueva, ordenar algún cajón, seleccionar ropa que ya no usas y donarla, pintar una habitación, etc.

Por tanto, alabé yo laalegría; que no tiene el hombre bien debajo del sol, sino que coma y beba y se alegre; y que esto le quede de sutrabajolos días de su vida que Dios le concede debajo del sol. Eclesiastés 8:15 (Biblia Reina Valera 1960)

7.Ejercita una característica de tu personalidad.Esas que te han costado trabajo y que siempre has querido solucionar. Algunas pueden ser:la curiosidad, el ingenio, la gratitud, el sentido del humor, la bondad, etc. La fortaleza del carácter depende de dos cosas: la fuerza de voluntad y la capacidad de dominio.

“Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica.” Efesios 2:10 (Nueva Versión Internacional)

“Cristo no nos ha dado la seguridad de que sea asunto fácil lograr la perfección del carácter. Un carácter noble, cabal, no se hereda. No lo recibimos accidentalmente. Lo obtenemos mediante esfuerzos individuales, realizados por los méritos y la gracia de Cristo. Dios da los talentos, las facultades mentales: nosotros formamos el carácter. Lo desarrollamos sosteniendo rudas y severas batallas contra el yo.” Elena G. White, Mente, carácter y personalidad, tomo 2, p.437

8.Medita en las promesas de Dios.Recuerda cómo se han cumplido en los personajes bíblicos y en nuestras vidas en el pasado.

“Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.” Mateo 6:33 (Versión Reina Valera)

“No tenemos nada que temer del futuro, a menos que olvidemos la manera en que el Señor nos ha conducido, y lo que nos ha enseñado en nuestra historia pasada.” Elena G. White, Eventos de los últimos días, p.70



...

Escrito por el Mtro. Miguel Alemany, Psicólogo Clínico, especialista en Psicoterapia Familiar, docente en la Facultad de Psicología de la UniMontemorelos y promotor de la Psicología Positiva.