Dos de las principales razones son la falta de información financiera y tener ingresos insuficientes.

El ahorro es la parte de tu ingreso que no destinas a tu consumo y gastos fijos y que decides guardar con un propósito específico. Ahorrar es muy importante para cualquier persona, pues sirve para sortear dificultades económicas o cumplir sueños personales, sin necesidad de endeudarse.

El hábito de ahorrar tiene muchas ventajas, principalmente recabar suficientes recursos para lograr tener un buen retiro laboral y poder solventar los gastos no previstos.

El Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM dice que, actualmente, en México no existe una cultura de ahorro que permita solventar una posible crisis personal, o en el sistema de pensiones y de retiro dentro de los próximos años. Por lo general, las personas jóvenes no ahorran porque no tienen ingresos, pero cuando empiezan a trabajar y tienen oportunidad de hacerlo, muchas veces tampoco lo hacen.

“El hábito del ahorro, al igual que cualquier otro, requiere constancia y compromiso. Hoy en día existen opciones tanto en la banca tradicional como en el sector Fintech que vuelven mucho más sencillo comenzar. Es importante que cada persona busque y compare opciones que se ajusten a sus posibilidades”.

Sea cual sea el método de ahorro que elijas, recuerda avanzar poco a poco, al final del día se trata de crear un hábito, que sólo obtendrás con disciplina y compromiso.



Escrito Diana Yanet Rios Escudero, Johanna Nohemí Tejeda Medina y Zury Mazariego Méndez, estudiantes de la Facultad de Ciencias Empresariales y Jurídicas.