Sin docentes, los niños y jóvenes no tendrían las herramientas necesarias para prepararse en cualquier otra área del conocimiento.

Los maestros son de gran importancia para el desarrollo de nuestra sociedad, ya que sin ellos, no existirían las demás profesiones; sin docentes, los niños y jóvenes no tendrían las herramientas necesarias para prepararse en cualquier otra área del conocimiento. Por otro lado, en un futuro no muy lejano, los alumnos del presente serán quienes tomen las decisiones importantes en todas las áreas: social, económica, política, tecnológica, cultural, etc.

No por nada, la Organización de las Naciones Unidas incluyó el tema de la educación como uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en su agenda para el 2030; el objetivo No. 4 busca “Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”. Además de mejorar la calidad de vida de las personas, el acceso a la educación inclusiva y equitativa puede ayudar a abastecer a la población local, con las herramientas necesarias para desarrollar soluciones innovadoras a los problemas más grandes del mundo. Podemos decir, entonces, que la educación es la base para mejorar nuestra vida y también para lograr un verdadero desarrollo sostenible.

Según datos de la Secretaría de Educación Pública en México, hasta el 2018, había 2 millones 66 mil profesores en el sistema educativo nacional. De estos, el 75.3% imparte clases en educación básica, el 12.1% en educación media superior y el 12.6% en nivel superior. Sin embargo, aún hacen falta docentes de los distintos niveles alrededor del mundo, si se pretende cumplir el ODS referente a la educación de calidad. Según un reporte publicado por el Instituto de Estadística de la UNESCO en 2016, para poder ofrecer una educación a todos los niños del mundo en 2020, se deberá contratar a 9,8 millones de docentes de primaria y 22,3 millones de docentes de secundaria. En 2025, los números deberán aumentar a 17,8 millones para la educación primaria y 33,5 millones para la educación secundaria, como resultado del incremento en el número de jóvenes con edad de asistir al nivel secundario.

Lamentablemente, la profesión de la docencia ha pasado por muchos altibajos a lo largo de la historia y sabemos que, en la actualidad, en muchos lugares los maestros no tienen las mejores condiciones laborales, lo que desanima a muchos jóvenes que tenían la intención de dedicarse al magisterio. Es por esta misma razón que los que deciden seguir su vocación, aún sabiendo que tendrán muchísimos desafíos, merecen todo nuestro reconocimiento.

El Día del Maestro se celebra a nivel internacional en diferentes fechas (según los acontecimientos que la propiciaron en cada país), sin embargo, aquí en México se celebra el 15 de mayo. Desde 1918, se conmemora esta fecha en nuestro país por instrucción del entonces presidente Venustiano Carranza, quien firmó un decreto para oficializar la festividad, apoyando la iniciativa que presentaron el legislador Benito Ramírez y el diputado Enrique Viesca, en la que expresaban que los educadores mexicanos debían tener su propio día como una forma de agradecimiento por su labor en las aulas.

img

Foto de Kobe Michael en Pexels

Los maestros merecen todo nuestro respeto y admiración. Estar a cargo de un grupo de niños o jóvenes durante gran parte del día, guiándolos por el camino del aprendizaje, exhortándolos en sus fallas, aceptando sus reclamos, aguantando en ocasiones su distracción o falta de interés, e incluso tolerando desafíos a su autoridad, no es tarea fácil. Y los docentes que aman su vocación, hacen todo esto mostrando además paciencia, comprensión, respeto y cariño a sus alumnos.

¿Por qué los maestros son tan importantes para la sociedad? Porque en sus manos está nuestro futuro. Finalizo compartiendo esta frase que encontré en internet:

“Si eres capaz de alentar en los fallos, de estimular en las aptitudes, de comprender los errores, de escuchar, de volver a explicar, si puedes no juzgar, si aprendiste a valorar, si aceptas los desafíos y los desacuerdos, si el éxito que buscas en la vida es ser feliz porque haces algo éticamente valioso para los demás y para ti mismo, si puedes imponer orden y respeto con tu presencia y ejemplo, si eres capaz de desandar el camino y volver a empezar para alcanzar el objetivo, si sabes dar y recibir afecto, si tienes mucha paciencia… entonces tu vocación es, sin duda, la docencia.”

...Escrito por Dámaris Salazar, Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Montemorelos, quien trabaja en el área de Comunicación Institucional de la UniMontemorelos.


Fuentes:

https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/education/

https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000246124_spa

http://www.deguate.com/artman/publish/especiales_diade/cuando-se-celebra-el-dia-del-maestro-en-los-diferentes-paises-de-latinoamerica.shtml

https://www.milenio.com/cultura/maestro-2019-origen-celebra-15-mayo

https://www.infobae.com/america/mexico/2019/05/13/el-origen-del-dia-del-maestro-en-mexico/

https://relatosehistorias.mx/nuestras-historias/el-dia-del-maestro

https://www.merca20.com/cuantos-maestros-hay-en-mexico-y-cuales-son-sus-actividades/